Por ANRed

La Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra (UTT) inició un acampe, desde el Lunes 25 de Octubre, frente al Congreso de la Nación para exigir el avance de la discusión por la Ley de Acceso a la Tierra, tratada en las comisiones de Agricultura y Asuntos Legislativos de Diputados, pero aún sin dictamen.

«¿Qué pedimos? La creación de un Procrear Rural. Así, en vez de pagar alquileres abusivos, podríamos pagar un crédito que nos permita acceder a tierra propia y nos de seguridad para producir alimentos e invertir en el camino hacia la agroecología. Porque además de enfermarnos con agroquímicos, las familias que dependen de estos venenos producen a precio dólar y venden en pesos», remarcan. Además, desde la mañana mujeres de la organización bloquean la entrada de la planta de Zárate de la trasnacional Bayer/Monsanto: «queremos desenmascarar la mentira de que estas empresas están al servicio del modelo de producción de alimentos», destacó Rosalía Pellegrini, Secretaria de Género de la UTT.

En el marco del acampe, la organización realizará allí un «verdurazo», charlas-debate, talleres, un «feriazo», recitales, proyecciones y una movilización de cierre «Por la Tierra, la Vivienda y el Alimento» el jueves 28 desde las 16, que culminará con un festival. Las actividades se replicarán en varios puntos del país, como Chubut, Río Negro, Misiones, Corrientes, Santa Fe, Tucumán, Buenos Aires y Santiago del Estero, cuyos cronogramas la organización compartió en su cuenta de Twitter.

En este marco, trabajadoras de la tierra, campesinas y productoras rurales de la UTT bloquean desde la mañana de este lunes la entrada de la planta que la trasnacional Bayer/Monsanto tiene en la ciudad de Zarate, como forma de reclamo por la ley de Acceso a la Tierra y la Soberanía Alimentaria.

Allí, Rosalía Pellegrini, Secretaria de Género de la UTT, expresó: «nosotras, las mujeres, insistimos que para tener verdadera soberanía alimentaria necesitamos un modelo con agroecología, con participación de la mujeres en cómo producir la comida que se pone en la mesa de las familias argentinas y por eso queremos desenmascarar esta mentira de que estas empresas como Monsanto-Bayer o Syngenta, están al servicio del modelo de producción de alimentos«, advirtió.

«Estamos desarrollando una acción directa en la planta de Monsanto Bayer, haciendo un verdurazo y entregando alimento real, sano y agroecológico, para marcar quienes son los verdaderos responsables de la crisis alimentaria que estamos viviendo, y quienes son los verdaderos responsables de un modelo que no alimenta sino que genera muerte, destrucción y envenenamiento de la tierra, de nuestros cuerpos y de nuestros territorios», remarcó Pellegrini.

En la misma línea, la UTT expresó en un comunicado: «mientras una buena parte de nuestra población tiene comprometida su nutrición adecuada, y otra buena parte debe gastar casi la totalidad del salario en alimentos, la contracara son un puñado de corporaciones monopólicas que concentran el 80% de las marcas de las góndolas y tienen rentabilidades que superan los mil millones de pesos anuales cada una. Este modelo agroalimentario no da para más«, sentencia.

La acción directa se da como cierre del 2° Encuentro Nacional de Mujeres que la UTT realizó el fin de semana, donde se encontraron más de 200 promotoras rurales de género de más de quince provincias para discutir la situaciones que se viven en cada territorio y acordar las acciones a seguir.

El jueves 22 de octubre de 2020 la UTT presentó por tercera vez en el Congreso de la Nación la Ley de Acceso a la Tierra, acción que acompañó con un “verdurazo” en la Plaza Congreso y una audiencia pública para presentar la ley en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de la Nación junto a ministros, diputados y diputadas. El proyecto ya había sido presentado por la organización en 2016 y en 2018, y fue acompañada por decenas de legisladores, entre ellos muchos funcionarios del actual gobierno, como el ministro de Agricultura, Luis Basterra; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el canciller Felipe Solá; y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

«Desde la organización, con fuerte presencia en 18 provincias del país, buscamos demostrar que con el acceso a la tierra para las y los productores de alimentos se solucionarían muchos de los problemas que hoy acarrea la industria agroalimentaria: hiperconcentración, especulación de precios, contaminación y trabajo informal o esclavo», sostiene la UTT, y agrega: «en Argentina, sólo el 13% de la tierra está en manos de pequeños productores que producen más del 60% de alimentos que circulan en el mercado interno, mientras que el 1% de las empresas agrarias controlan el 36% de la tierra cultivada en nuestro país. Según estiman, con un crédito del Banco Nación de 110 millones de dólares, unas 2000 familias podrían acceder a una hectárea propia con infraestructura productiva y vivienda digna. Solo con un tercio de lo que el Estado argentino le prestó a la empresa privada en quiebra Vicentín (U$300 millones), o con un 4% de lo que el fisco recaudó por retenciones entre enero y agosto de 2020 ($233.200 millones), se podría dar una salida real a miles de familias productoras y sentar las bases de un nuevo modelo agroalimentario en la Argentina», remarcan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *