Cientos de organizaciones populares se dieron cita el sábado 11 en distintas movilizaciones y concentraciones contra el Fondo Monetario Internacional, que no sólo transcurrieron en CABA, sino en las calles y plazas de numerosas ciudades de todo el país incluyendo a Rosario, Córdoba, Bahía Blanca, Mar del Plata, Resistencia, Santiago y Pico, entre otras.

Lectura de documento en Rosario (Monumento a la Bandera)

«No al pacto con el FMI y el pago de la deuda», «Las estafas no se pagan», «Abajo el plan plurianual y el ajuste, no a la reforma laboral», «Basta de saqueo ambiental extractivista» y «La deuda es con los pueblos y la naturaleza, no con el FMI» fueron las distintas consignas que se alzaron a lo largo del país en un único grito: no al FMI.

«El gobierno nacional avanza con la presentación ante el Congreso de un Plan Plurianual que contiene los principales lineamientos de la política económica de los próximos años, un paso fundamental en las negociaciones para un acuerdo con el FMI. Los dos grandes bloques políticos (FdT y JxC) se preparan para aprobar un plan económico en función del pago de una deuda fraudulenta, en detrimento del bienestar social y popular», afirmaron desde el espacio Autoconvocatoria por la suspensión e investigación de la deuda, una de las principales organizaciones que viene llevando a cabo distintas acciones de difusión sobre lo que significa y significó el pago de la deuda para nuestro país.

En este sentido, también recordaron que el préstamo tomado por el gobierno de Cambiemos con el FMI por U$S 44.500 millones estuvo plagado de irregularidades y que se trata, en definitiva, «de una deuda ilegítima, ilegal y odiosa, producto de una apuesta política del Fondo -a pedido de Donald Trump- para asegurar los negocios de los especuladores financieros y favorecer la reelección de Mauricio Macri». Asimismo, remarcaron que «en lugar de suspender los pagos y profundizar la investigación, el gobierno continúa pagando vencimientos de intereses y capital al FMI: a fines de diciembre se habrán abonado U$S 6.300 millones en dos años. Al mismo tiempo, viene adaptando el plan económico a las exigencias usuales del FMI: reducción del déficit fiscal, restricción de la intervención del Estado en la economía (Hidrovía, Vicentin, etc.), ajuste de jubilaciones, salarios y planes sociales, y una profundización del proyecto primario y extractivista (soja, minería, ganadería, etc.) de graves consecuencias sociales y ambientales. Mientras tanto, casi el 50% de la población está bajo la línea de pobreza, el hambre crece en los barrios y los salarios pierden frente a la inflación».

Para la Autoconvocatoria por la suspensión e investigación de la deuda aunque el acuerdo con el FMI sea el «menos malo» se traducirá en «una supervisión permanente sobre la política económica nacional durante los siguientes 10 años, priorizando el pago de una estafa sobre las necesidades populares. Esto incluye la aplicación de tarifazos en los servicios públicos, reformas estructurales (laboral, jubilatoria, impositiva) y el retroceso del Estado en la regulación de los mercados y resortes económicos. Serían una pérdida de soberanía y un ajuste inaceptables para nuestro pueblo».

El cierre de la jornada lo dio Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo: «Desde esta Plaza que tiene magia, donde nos vinimos a encontrar desde hace 45 años por nuestros hijos e hijas, los 30.000 que siguen desaparecidos, que seguimos exigiendo la apertura de los archivos para que ninguna madre ni ningún padre se vaya sin saber qué pasó, para que los jóvenes que no conocen su verdadera identidad sepan quiénes son, de dónde vienen y quiénes son sus familias, desde esta Plaza donde resistimos, las Madres, los Padres, los Hermanos, con todos ustedes, con los amigos, que vinieron por años acompañándonos, que nos dan la fuerza cada día, de esta Plaza va a salir el repudio al Fondo Monetario Internacional para siempre»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *