Por HispanTV

El primer ministro de Palestina acusa a Israel de usar las tierras palestinas como “vertedero” de sus desechos sólidos, químicos y electrónicos. Muhamad Shtayeh, acusó el martes a Israel de privar a los palestinos del control de sus recursos naturales.

En una reunión mantenida en la ciudad de Ramalá, en el norte de la ocupada Cisjordania, con la cónsul general británica en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), Diane Corner, Shtayeh precisó que el régimen israelí está arrancando árboles y arrasando tierras palestinas para construir asentamientos y expandir sus instalaciones.

Colonos israelíes golpean los arboles de aceituna de los palestinos

En este sentido, enfatizó que el “mayor desafío” que enfrenta el medio ambiente palestino son los asentamientos israelíes y sus restos. “Palestina no tiene ningún papel en la contaminación biológica del mundo, mientras que Israel contamina nuestro medio ambiente”, señaló.

“Peor que eso, Israel está utilizando nuestras tierras como vertedero de desechos sólidos, químicos y electrónicos, además de arrancar árboles y arrasar tierras para ampliar sus asentamientos”, denunció el premier palestino.

El pasado 5 de octubre, el Canal 13 de la televisión israelí informó que el municipio de la ciudad ocupada de Al-Quds, controlado por el régimen de Tel Aviv, en el marco de su plan expansionista tiene planes para construir unas 10 000 nuevas unidades de viviendas ilegales en la ocupada Cisjordania.

Según las estimaciones ofrecidas por los medios locales palestinos, de momento, alrededor de 650 000 israelíes viven en 164 asentamientos y 124 llamados “puestos de avanzada” en la Cisjordania ocupada.

Por otro lado, desde el comienzo del año 2021 hasta finales de agosto, se registró un aumento del 38 % en los casos de demoliciones de viviendas palestinas por las fuerzas israelíes, lo cual es una cifra significativa en comparación con el mismo período del año 2020.

Apartheid inmutable: Bennett aprueba su primer plan expansionista

Esto, mientras la mayoría de los países y organizaciones internacionales considera ilegales todos los asentamientos que Israel ha construido y sigue levantando en los territorios ocupados. Sin embargo, el régimen de Tel Aviv hace caso omiso a las denuncias de la comunidad internacional y sigue con su plan expansionista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *