Es cajera y delegada desde hace siete años en Easy Cencosud Palermo, presidenta de «La fortaleza de Eva’S» (ONG para socorrer a mujeres y personas LGBTINB+ en casos sindicales y laborales), y junto a otros trabajadores y trabajadoras construyó la Lista Negra y Roja, la primera lista de base dentro del gremio para hacerle frente a las listas Azul de Armando Cavalieri (que dirige el gremio desde hace décadas) y Granate de Ramón Muerza. Y es la primera mujer que se postula como candidata a la Secretaría de ese gremio en la Ciudad de Buenos Aires. Entrevistada por ANRed, Eva denuncia: «nos preocupa la violencia que se ha sufrido en las diferentes asambleas ordinarias y extraordinarias, tanto para memoria y balance como para la selección de las juntas electorales anteriores. Desde delegados golpeando a compañeras hasta que no nos den las elecciones». También cuenta numerosos episodios de violencia de género, acoso, maltratos y hostigamiento en el gremio y las empresas. «El gremio ya no es un gremio: es una empresa privada de Muerza y Cavalieri», sentencia. Y agrega: «ojalá que los trabajadores y trabajadoras nos apoyen porque es la primera vez que se le plantan los trabajadores a Cavalieri». (Por ANRed.)

El viernes 8 de julio en Parque Norte, en medio de un gran operativo de seguridad, con enormes vallas separadoras y forcejeos entre integrantes de cada sector, el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) – uno de los más importantes del país – definió la junta electoral que fiscalizará sus comicios durante su Asamblea General Extraordinaria.

El dirigente Armando Cavalieri – líder del sindicato desde 1985 – logró imponer una vez más a su gente de la Lista Azul, por 6 mil apoyos contra los 2 mil de la Granate, la lista encabezada por Ramón Muerza, que es apoyado por Hugo Moyano, con lo cual se quedó con todos los asientos en la junta electoral y podrá imponer su propio padrón, lo que le da una ventaja para la próxima elección del sindicato.

«Le dijimos no a la burocracia sindical y sobrevivimos»

En una entrevista que brindó para ANRed, Eva Serrano considera que hay un tema que ha quedado afuera de la cobertura de los medios de comunicación comerciales sobre las elecciones en Comercio: «lo que a nosotros y nosotras nos preocupa es la violencia que se ha sufrido en las diferentes asambleas ordinarias y extraordinarias, tanto para memoria y balance, como para la selección de las juntas electorales anteriores. También tenemos que recordar que el sindicato estuvo tomado por Ramón Muerza y toda su patota«.

Así nos cuenta cómo fue el proceso de construcción de la primera lista opositora combativa y de base: «todo comenzó en pandemia, porque el gremio estaba totalmente ausente. Siempre estuvo ausente. Encontramos esa necesidad de juntarnos para pensar qué hacer y cómo manejarnos con los elementos de bioseguridad. Y ahí empezamos a hacer enlace para ver cómo hacíamos para sobrevivir. Sobre todo porque éramos declarados esenciales. Fue muy difícil, por los diferentes tipos de violencia que hemos pasado. Todos fuimos violentados y violentadas. Desde delegados golpeando a compañeras hasta que no nos den las elecciones. Hoy tenemos varios compañeros de sucursales que integran la lista y que no tienen elecciones, a pesar de que ya ha pasado el decreto presidencial, donde quedaban suspendidas las asambleas y el acto eleccionario», relata.

Sin embargo, a pesar de lo vivido, Eva hace una valoración positiva de toda la experiencia de organización: «creo que nos unió más: vivimos un momento de alegría al agruparnos y reconocernos como clase trabajadora, con el esfuerzo de hacerlo sin partidos políticos de fondo y sin ninguna empresa que banque la lista. La lista es puramente de nosotros. Somos todos trabajadores de base y eso es una gran alegría. Es lindo encontrarse. Somos una tercera lista sin patrocinio político. Después tenemos compañeros que están peleando reincorporaciones, que fueron despedidos por ser activistas sindicales. No es fácil, la hemos pasado muy mal, pero después de todo lo vivido, es genial. Y tenemos que invitar a trabajadores de otras experiencias de base, para que vean que no es imposible, que se puede. Con esa esperanza nos sentamos y le dijimos no a la burocracia sindical y sobrevivimos, porque quienes dirigen hoy el sindicato van hacia el exterminio de nuestra clase, sin ninguna duda», remarca.

Con respecto a su trayectoria, relató: «vengo con una lucha de hace siete años, donde no solamente hemos ganado la primera cautelar por violencia de género en el ámbito de trabajo hace cinco años, sino que también peleé las tierras de Bullrich y Cerviño, por la Ley Jumbo, que quería despojarnos de nuestro establecimiento por Horacio Rodríguez Larreta. Cuando empecé a encabezar esa lucha contra el no cierre, porque 1500 trabajadores quedábamos en la calle, desde ahí comencé a sufrir aprietes y persecución. Me ha ido a buscar fuerzas represivas de adentro de mi trabajo cuando estábamos organizando la audiencia pública para ir a frenar la ley. También he tenido órdenes de alejamiento con diferentes referentes sindicales. Uno es Aníbal Martínez, que por defender a una compañera que él violentaba, me llamó por teléfono y me dijo que me iba a hacer mierda. Y desde la OBL de Lavalle me pusieron una orden de alejamiento. Incluso, al día de hoy no tengo comida y el acceso al comedor en la empresa Cencosud, porque me ofrecieron ser la candidata de la empresa y me negué», relata. Y agrega: «después está el caso de la compañera Rita Villalba, de la sucursal J9 de Jumbo Santa Fé, quien fue violentada y golpeada por presentarse a elecciones».

«El gremio ya no es un gremio: es una empresa privada de Cavalieri y Muerza»

En cuanto al rol que vino teniendo la dirección del sindicato todos estos años, destacó: «el rol de la dirección del Sindicato de Comercio es arreglar directamente con las empresas los conflictos y dejar afuera de esa solución a los delegados que fueron elegidos por la base de los trabajadores. Nosotros tenemos ahí una problemática y una propuesta. La problemática es que los delegados tienen que referirse a un referente para arreglar los problemas. Y quizás esos referentes ni conocen a los delegados ni conoce a la base y se sienta a arreglar con la empresa un problema que no le interesa arreglar y, entonces, se termina arreglando. Y el delegado pierde su carácter y pasa a ser un ‘delegado cadete’ que lleva y trae información, y nada más. Ese siempre ha sido el rol del sindicato«, remarca.

Asimismo, destaca: «el gremio ya no es un gremio, es una empresa privada de unos cuantos. Y hablamos tanto de Ramón Muerza como de Armando Cavalieri. No hay que olvidarse que ambos integraban la misma lista. Y siempre Armando eligió quiénes son sus opositores. De hecho, hemos sabido que el lugar que alquila la base de Muerza es pagada por Cavalieri. Y las empresas también financian a los candidatos a delegados. Entonces, el rol de la burocracia es entregarnos».

«La situación de las mujeres y disidencias en el sindicato es gravísima»

Eva se refirió también a la situación actual que viven en el gremio y las empresas las mujeres y disidencias sexogenéricas en sus lugares de trabajo: «su situación es gravísima. Yo he llevado a juicio al sindicato y a la empresa Cencosud por violencia de género en el ámbito del trabajo, donde se le impuso una orden de alejamiento a un ex dirigente, que se mantuvo en el cargo hasta el final a pesar de que le ganamos el juicio, que era Raúl Cedeño («Serrano Cedeño c/ Cencosud, 24429/17 en el fuero laboral Juzgado 54″)», explicó Eva.

«Incluso – continúa – tenemos compañeras con órdenes de alejamiento con delegados y vocales del sindicato. También tenemos compañeras que han perdido el útero porque se negaban a acostarse con dirigentes sindicales y les negaban la obra social en forma de castigo. Y tenemos otra compañera, como Azucena Heredia, que ya no se encuentra con nosotros, que denunció los abusos sistemáticos que sufrió durante 35 años, donde recibió descargas eléctricas y abusos. Después, la situación de las mujeres es prácticamente nula. Y no es porque no tengamos mujeres ni que queramos ejercer el rol sindical, sino porque nos violan y nos matan», sentenció.


https://ar.radiocut.fm/audiocut/entrevistamos-a-azucena-heredia-trabajadora-del-sindicato-empleados-comercio/

Entrevistamos a Azucena Heredia trabajadora del SEC CABA quien sufrio diferentes abuzos en el gremio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *