El docente de economía política, y especialista en temas internacionales, apuntó que Argentina no da respuesta a los problemas que tiene porque no hay voluntad de poder.

Por  Conclusión en Buenos Aires 

El economista y doctor en Ciencias Sociales, Julio Gambina, dialogó con Conclusión sobre las causas de la inflación y cuales son los actores que tiene poder para influir incluso sobre el Estado para que aumente los precios, un indicio palpable que indica la pérdida de soberanía y que coarta la posibilidad de dar respuesta, ese tipo de solución que mitiga el dolor, el hambre, la salud, que repara el sueño y también de soñar en un proyecto de país con independencia económica para lograr una auténtica democracia distributiva.

«En Argentina no todos pierden – sostiene el analista e investigador- hay sectores que acumulan ganancias gigantescas, y en general escondidas, cuando pensamos en fuga de capitales no declarados, que son ganancias que no pagaron impuestos. En Argentina hay ganadores, cuando suben los precios es porque hay actores que tiene poder para hacerlo, no así los trabajadores que no pueden ponerle el precio a su fuerza de trabajo, no tiene poder, como tampoco los jubilados pueden aumentarse sus ingresos como quisieran, se los aumentan por decreto o porque se les cambia por ley, la mayoría está por debajo de la canasta pero también hay jubilaciones – de privilegio- pocas pero las hay».

El especialista, señaló que pasa lo mismo con «los pequeños y medianos empresarios, que hay que ver donde tienen localizadas sus empresas, cual es el mercado al que destinan su producción si se trata de una pyme industrial , o si es un pequeño comercio hay que ver el barrio esta instalado, y por lo tanto no cualquiera puede, aumenta precios el que tiene poder, incluso aquel que tiene poder para exigirle a la Estado que aumente los precios, como es el caso de los combustible, detrás de los combustibles están la transnacionales del petróleo».

Hoy YPF es una empresa privada, que incluye capital externo que es de gestión estatal, cotiza en bolsa y hay accionistas que estan interesados en apropiarse del eccedente y transferirlos al exterior

Sobre la inflación, Julio Gambina considero importante reparar que la inflación nos «perjudica a todos no es cierto,  si lo hace en tanto somos consumidores, pero no resulta igual para un jubilado de la mínima o un trabajador con el salario mínimo vital y móvil o trabajadores conveniado de bajo o medio escalafón, y no es igual para al ejecutivo de una empresa de primera línea o si se es propietario de grandes empresas, es decir no afecta de la misma manera el proceso inflacionario».

No hay que buscar solo en las cuestiones económicas la responsabilidad de la inflación, sino que es un tema de poder y por lo tanto es un tema político

«Cuando los gobierno formulan políticas, como los planes antiinflacionarios, vienen de la época del proceso militar lo dijo José Alfredo Martínez de Hoz, con Alfonsín lo hizo Juan Vital Sourrouille, con Cavarlo paso igual, Lavagna salto en 2006 para avanzar con un plan antiinflacionario, se ve que hace mucho que se vienen formulando, el tema es quien tiene poder para ejercer una política publica que rompa con los poderes, efectivo y reales que tienen la capacidad de aumentar los precios».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *