Desde el miércoles (16/03), el sector más combativo de los movimientos sociales se encuentra acampando en el Ministerio de Desarrollo Social y este mediodía movilizaron a la cartera de Trabajo. Los últimos índices del INDEC y los recientes anuncios de incremento en el precio de los combustibles y los cereales prevén una escalada inflacionaria y un deterioro aún más del ingreso de la población. A la par, tras las 70 mil personas que se concentraron en Congreso para rechazar la media sanción para acordar con el FMI y que terminó con algunos disturbios, se operativizó una persecución para amedrentar a los movimientos sociales mientras se busca sellar el acuerdo mañana jueves en el Senado. Hasta el momento serían al menos 7 los detenidos, aunque dicen que hay dispuestos unos 38 allanamientos. “Los violentos” como llaman los medios hegemónicos apuntan a ciertas organizaciones que lanzaron piedras contra el Congreso y que viene confrontando con el Gobierno nacional como también contra le poder territorial de los intendentes. Por ANRed. Foto de tapa: Nicolás Parodi. 

“Armaron todo este circo para desviar la atención del acuerdo con el FMI y que se deje de hablar del ajuste que se viene. Fijate el empobrecimiento que está habiendo. En los barrios la situación es cada vez peor y saben que los movimientos sociales van a salir a protestar por eso empiezan a meter preso y a amenazar”, explica una referente de uno de los movimientos sociales que están en el acampe.

También una integrante del MTR Votamos Luchar expresa: “Todos los medios apuntan sobre las organizaciones, y la verdad es que luchamos por las cuestiones más elementales que tienen que ver con el alimento, poder acceder a los programas sociales, que representan un salario miserable pero que a la situación cotidiana de pobreza ayuda a palear la situación. Además convertimos esos programas en trabajo. Desarrollamos productivos de alimentos, construcción, textiles, merenderos, comedores en todo el país. Venimos de un contexto de persecución, detenciones, violación a los derechos humanos y allanamientos por dar estas luchas. Creemos que la violencia la ejerce el Estado que nos niega el acceso a la salud, la educación, el alimento”

Mientras, La Nación e Infobae publican notas que asemejan a partes policiales con imágenes de jóvenes que habrían lanzado piedras contra “el Congreso”, “los violentos”. Ayer, una nota explicaba que avanzaba la investigación y que se esperaba que en las próximas hora se detenga al dirigente del M.T.R. “histórico”, Roberto “el Negro” Martino. Las diversas fracciones del M.T.R. están en la cabeza de la nómina a investigar. Martino es un dirigente reconocido del movimiento piquetero. A finales de los noventa comenzó a enfrentar las políticas de hambre organizando los primeros cortes de ruta en el conurbano, haciendo eje en Florencio Varela.

Represión en la movilización contra el acuerdo mientras se votaba en Diputados.

Quiénes son los “violentos”

Los “mtrs” como lo llama la prensa por estos días (MTR Cuba, MTR Votamos Luchar, MTR histórico) han tenido conflictos con las lógicas punteriles en municipios del conurbano en donde llevan adelante comedores, merenderos, guarderías, emprendimientos productivos. En los últimos reclamos, el choque se produce porque los intendentes retacean el alimento y cortan el suministro en los barrios o no entregan las partidas previamente acordadas. Hay que señalar algunos episodios como la represión en el municipio de Lomas de Zamora en agosto del año pasado cuando Insaurralde no realizó los trabajos de obras públicas en donde se ocuparían desocupados de los movimientos sociales y en donde también había faltante de alimentos a entregar. Ese día la represión en las puertas del municipio dejó 20 personas heridas.

Mujeres heridas tras la represión en el Municipio de Lomas de Zamora. Foto: Germán Romeo Pena.

Lo mismo sucedió en octubre durante un acampe en la rotonda de Lavallol. Esta vez, el reclamo era contra el intendente de Esteban Echeverría, una de las localidades más pobres de la periferia de la ciudad. Fernando Gray había también cortado el suministro de alimentos a los comedores de las organizaciones mientras que informaban el aumento de la concurrencia de familias a las ollas populares. Ese martes hubo unas 70 personas heridas, 10 detenidos y dos represiones nocturnas en la puerta de la comisaría en Luis Guillón.

“La violencia es la pobreza, la entrega colonial y la criminalización de la protesta”

Organizaciones de Derechos Humanos han alertado “la persecución política que se está realizando con algunas organizaciones y con la protesta” El Encuentro Memoria Verdad y Justicia expresó “BASTA DE PERSEGUIR A LXS QUE LUCHAN.

En un documento pronunciaron: “A partir de la enorme movilización contra el acuerdo gobierno – FMI, el jueves 10 de marzo en las puertas del Congreso, se ha desatado una persecución y estigmatización, que derivó en una ola de detenciones contra compañerxs de distintas organizaciones populares.”

Y agregaron: “Frente a esta gravísima situación, el Encuentro Memoria Verdad y Justicia expresa su solidaridad con las organizaciones y lxs compañerxs perseguidxs, y exige la inmediata libertad de los compañerxs detenidxs por luchar.”

“Violencia es someter a media población a vivir en la pobreza, violencia es someter al país a una nueva entrega colonial, violencia es perseguir y criminalizar a lxs que luchan, violencia es la impunidad de la que gozan los que provocan esta dolorosa realidad que sufren las mayorías populares”, concluye el comunicado.

“Guerra contra la inflación”, ¿con ejército diezmado?

El reciente anuncio del incremento en combustibles con algunos números por encima del 10% y los incrementos agravados por la guerra en algunos cereales y alimentos (principalmente el pan) han anunciado que los números en la inflación se dispararán. Por ello el gobierno anunciaría este viernes un paquete de medidas para enfrentar la inflación. “Prometo que el viernes va a empezar otra guerra, la guerra contra la inflación en la Argentina”, así se expresó el Alberto Fernández, hoy en la inauguración de una estación de tren en Tortuguitas, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas. El presidente espera confiado que el viernes el Senado apruebe el Acuerdo con el FMI.

Lo cierto es que hay una crisis política en el Frente de Todos en el escenario del acuerdo con el FMI. Y se agrava con las últimas cifras del INDEC que ha mostrado una inflación por las nubes en febrero de 4.7 % y que en la canasta de alimentos la suba se registra en un 7.5% que hizo aumentar la canasta de la indigencia un 10% mensual en CABA.

“Con 16 mil pesos no se come”

Desde ayer se ha iniciado un acampe en Desarrollo Social de organizaciones sociales representantes de los sectores más vulnerables. Hoy, han movilizado al Ministerio de Trabajo y en todo el país ha habido convocatorias para a exigir al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, un salario mínimo igual a la canasta familiar.  El plan de lucha fue votado en el último plenario piqutero nacional y las acciones se replicaron en otras ciudades del país.

“Miles de desocupades acampamos en todo el país porque el ajuste no se aguanta más! Luego de 17 horas de iniciada la movilización en las puertas del Ministerio de Desarrollo Social, y más de 13 horas de acampe, sigue firme la protesta y movilización,” expresaron las organizaciones de la Unidad Piquetera.

Y comunicaron que: “el anuncio del gobierno de un Bono de $6000 es totalmente insuficiente, y muestra a la vez la justeza de nuestros reclamos. Es que la situación de millones de trabajadores con un salario mínimo que no supera la canasta de indigencia es insostenible. Vivimos en estos días la gravedad de una inflación disparada que se come los ingresos, y la amenaza de una profundización cierta de un ajuste que va a golpear aún más a los y las trabajadores en la Argentina a partir del pacto humillante con el FMI.”

Las organizaciones acamparon ayer en Desarrollo Social y hoy marcharon al Ministerio.

A su vez, ratificaron: “el reclamo de que el ministro de Desarrollo Social y el ministro de Trabajo reciban a las organizaciones que agrupamos a cientos de miles de todo el país y que no estamos dispuestas a tolerar que la falta el trabajo, de comida, la falta de un salario mínimo que permita vivir, nos hunda aún más en la miseria.”

Y finalizaron: “Seguiremos impulsando nuestro plan de lucha votado en el último plenario piquetero nacional en Plaza de Mayo por el trabajo genuino, el aumento en el salario mínimo, la asistencia integral a los comedores y la apertura de los programas. Que permita a la vez encontrar una salida para los trabajadores en medio de esta enorme crisis que no hemos provocado, y que sufrimos trabajadores, trabajadoras y jubilados, jubiladas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *