A 8 meses del asesinato de María del Carmen Villalba (11 años) y Lilian Villalba (12 años), en Paraguay; y a 5 meses de la desaparición forzada de Carmen Elizabeth Villalba (Lichita, 14 años); desde Casa Tomada (espacio comunicacional de la Radio Popular Che Guevara - FM 103.1 Rosario, Argentina), entrevistamos a Carmen Villalba (detenida política en Paraguay, madre de Lichita y tía de las dos niñas asesinadas)

El 2 de septiembre del 2020 las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC) del Ejército Paraguayo asesinaron a Lilian y María del Carmen Villalba (11 y 12 años) y buscaron presentar el hecho como un triunfo sobre el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). En la operación militar estuvo involucrado el actual presidente Mario Abdo Matínez (hijo de quien fuera secretario del dictador Alfredo Stoessner).

Este infanticidio, planificado y orquestado por el propio Estado Paraguayo, lejos está de corresponderse con prácticas democráticas. Como señala la entrevistada: No sé qué nombre se le puede poner cuando un ejército de un estado secuestra, tortura y asesina a dos niñas; y, ese acto, el presidente lo festeja como un hecho exitoso al cual la sociedad debe aplaudir. Presentar a la sociedad como un logro. Impulsar el asesinato de niñas desde el propio estado está claro que no es democracia…Es democracia para las clases dominantes paraguayas. Para la gran mayoría de democracia no tiene nada.”

Las niñas eran sobrinas de Carmen Villalba, presa política del EPP, desde el año 2004, quien en 2010 perdió a su hijo Néstor, de 14 años, en un caso dudoso de mala praxis, en un hospital de Formosa.

Carmen Villalba. Presa política en Paraguay desde el 2004

El 30 de noviembre del 2020, en el marco de un operativo militar, desaparece Lichita (14 años, hija de Carmen). Lejos de tomarlo como algo personal, Carmen Villalba afirma que es una forma (perversa) que tiene el estado infanticida para doblegar a la militancia revolucionaria: “Como no pueden con la militancia revolucionaria se ensañan con los niños.”

Como respuesta al accionar del gobierno de Mario Abdo Matínez (hijo) la militancia revolucionaria organizó (entre tantas cosas) una campaña para visibilizar y denunciar la política criminal y genocida del estado paraguayo en todo el mundo. Carmen Villalba es una de las referentes de la campaña “Eran niñas – Aparición con vida de Lichita”, y señala que “no podemos pedir al estado que busque a Lichita; porque es el estado que asesino a dos niñas. La campaña es una forma de visibilizar la desaparición de Lichita. Desde el campo militante es la forma segura y confiable para que se busque a Lichita.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *