Sobrevivió Trelew para volver a caer tras el copamiento del Comando de Sanidad, volvió a sobrevivir y la siguió peleando con alguna gambeta a la muerte incluida… El Covid lo debió agarrar desprevenido, a traición, si no, no se explica.

Un militante apasionado y cabrón testarudo como todo perro. Un tipo que combatió con los fierros, sí, pero también con el corazón porque por no sólo se pelea a los corchazos por una Patria Libre, Justa y Soberana, también con las manos, con el trabajo y con la enseñanza de aguantar las convicciones cuándo parece inconveniente hacerlo.

Se fue un compañero.

¡Salud a tu vida! Que los revolucionarios no se lloran, se los celebra y continúa.
AVOMPLA Rubén “Zurdo” Suárez. Hasta la victoria siempre.

Seguimos comunicando
Seguimos luchando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *